Línea de proceso de vegetal, fruta u hortaliza

fritochips

Proceso de fabricación tanto para vegetales, frutas u hortalizas como: patata, zanahoria, cebolla, etc.

En primer lugar, comenzamos con el almacenaje del producto para regular su entrada a la línea de producción. Para ello podemos utilizar:

A continuación, sometemos el producto a un baño para quitar la suciedad de su superficie para así conservar nuestra peladora y/o cortadora y ofrecer un producto de mayor calidad.

Seguidamente, pelamos el producto. La peladora elegida irá en función de la producción que necesitemos. Podemos optar incluso por poner dos peladoras en paralelo.

Una vez ha salido el producto del proceso de pelado, pasa por una cinta donde visualmente se localiza y elimina los desperfectos que pudiera tener.

Después de la cinta inspección, pasamos a alojar el producto en la tolva inundada. Esta tolva se encarga de almacenar el producto en agua para así conservar sus propiedades.

De la tolva inundada pasamos mediante un elevador a la cortadora donde podemos elegir el tamaño que queramos para nuestros cortes. Pueden ser panadera, bastón y taco.

Una vez cortado el producto es descargado en la cinta calibradora de rodillos. Esta se encarga de desechar el producto que no cumple con el tamaño asignado a la cortadora. Los productos con un tamaño correcto, continuan hacia adelante en su proceso.

Para eliminar la fécula producida en el corte y conservar así mejor el producto, lo mejor es un baño de agua.

El producto avanza ahora hasta el baño de tratamiento. Este, lleno de la disolución de agua y conservante hace que el producto se impregne y se conserve en un estado de gran calidad. El producto va avanzando a través de un sinfín y es extraido por una cinta elevadora. Esta cinta elevadora incorpora unas cortinas de aire que se encargan de eliminar el exceso de agua.

Para extraer completamente el agua del producto pero que a su vez mantenga un aspecto húmedo, necesitaremos introducir el producto en la centrifugadora, la cual a través de unos bombos programables se encargan de dejar el producto listo para el envasado. Una vez finalizado el tiempo de centrifugado, el producto es desalojado a una cinta extractora que se encarga de transportar el producto a la cinta acumuladora.

La cinta acumuladora actúa de pulmón regulando el flujo entre la línea de producción y la envasadora. Construida con chapa lagrimada, evita que el producto se adhiera a sus paredes.

El último e importante proceso es el de envasado. Este puede ser automático o semiautomático.

Sistema de envasado semiautomático

Dentro del envasado semiautomático necesitamos una pesadora y una cerradora de bolsas.


Sistema de envasado automático

Para el envasado automático necesitaremos también un sistema de pesado y otro de envasado.

Dentro del sistema de pesado podemos barajar dos opciones: un grupo de pesado o un sistema multicabezal con chapa lagrimada (evita el agarre del producto a la chapa).

En el sistema de envasado automático utilizaremos una envasadora automática Cobelt 300.

En el siguiente vídeo podrá ver el proceso descrito, y recuerde que puede consultarnos siempre que quiera.